ventanas residencial narvaez

Residencial Narváez

El frenetismo de las grandes ciudades desencadena la necesidad de crear espacios residenciales que funcionen como vía de escape del estrés del día a día, sin renunciar a una localización privilegiada que permita seguir formando parte de la urbe. Bajo esta premisa surge Residencial Narváez, un edificio que se singulariza por su diseño moderno. El estudio responsable de su proyecto es Cano y Escario Arquitectos, un equipo liderado por Benjamín Cano Domínguez y Diego Escario Travesedo, especializados en el desarrollo de edificación residencial.

Este proyecto residencial de la promotora Actívitas Inversión Inmobiliaria situado en la zona “Las Zanjas Norte” en Valdemoro (Madrid), un entorno donde destaca la presencia de todo tipo de servicios además de la excelente comunicación con el centro de Madrid, está construido por la empresa constructora ARPADA.

El estudio ha configurado el edificio como un bloque abierto en forma de U de 4 plantas más ático y 53 viviendas con tipologías muy diferentes desde 1 a 4 dormitorios diseñadas para aprovechar al máximo la luz solar y optimizando el espacio tanto interior como exterior de cada vivienda, donde cada una de ellas cuenta con terrazas, elemento clave en la construcción. Estas constituyen una medida bioclimática pasiva y también son especialmente relevantes en la imagen que proyecta gracias a los vidrios translúcidos y transparentes que las complementan, adaptando su estética a las tendencias actuales en arquitectura.

El inmueble está pensado para resolver las necesidades de cada miembro de la familia y convertirse así en un hogar idóneo para todo tipo de circunstancias. Al decidir humanizar los espacios comunes creando parques de juegos, piscinas y zonas verdes, se consigue generar un contraste con la sobriedad de la fachada del edificio.

Estética y prestaciones en las carpinterías

Estas viviendas cuentan con una moderna y sobria estética concebida para resistir sin contratiempos las exigencias de calidad de la actividad doméstica. De ahí que los sistemas de ventanas de aluminio EXL-55 y CRS-77 de exlabesa se conviertan en un punto clave para resolver la envolvente en términos de eficiencia energética con una imagen acorde al diseño del edificio.

La serie abisagrada EXL-55 se adapta a las diferentes configuraciones de aperturas respetando las modulaciones del proyecto. Para las aperturas a las terrazas se opta por la ventana corredera deslizante de la serie CRS-77 de exlabesa. Esta corredera, ideal para puertas balconeras, se adapta a las nuevas tendencias en arquitectura gracias a su diseño sencillo donde destaca su reducido nudo central de tan solo 35 mm, que permite aprovechar al máximo la entrada de luz. La elevada resistencia y aislamiento de ambos modelos ofrece grandes prestaciones al usuario, además de hacerlos destacar gracias a su versatilidad tanto estética como funcional.

Las elegantes fachadas de esta construcción hacen que las ventanas y puertas tengan suma importancia en el carácter de todo el conjunto. En este caso, las carpintería de exlabesa potencia la elegancia de Residencial Narváez al reforzar sus líneas rectas verticales y horizontales, a la vez que aprovecha al máximo la entrada de luz natural. Tanto las ventanas EXL-55 como las puertas correderas CRS-77 cuentan con una Declaración Ambiental de Producto, lo que contribuye al compromiso con la protección del medio ambiente y a la construcción sostenible e implica a aquellas edificaciones que decidan incluirlas en su carpintería, como en este caso.